¿Tienes el ‘factor del acierto’?

El problema no es lo que no sabes.
Es lo que sabes y resulta que no es cierto.
  — Mark Twain

Primer Oficial: ¡Afectamos la altura!
Capitán Bob: ¿Cómo?
Primer Oficial: Seguimos en 2000— ¿cierto?
Capitán Bob: Oye— ¿Qué está pasando!
Torre de Control: Eastern 401, Te perdimos en el radar—tampoco detectamos tu transpondedor. ¿Cuál es tu altura?
Piloto: Miami Approach, esto es National 611. Acabamos de ver un rayo luminoso—parece que se produjo al oeste de nosotros. No sé lo que significa, pero queremos que estén enterados.
Piloto: Lan Chile 451—vimos un gran rayo luminoso—una luminosidad en general, como si fuera una explosión.

Esas fueron las últimas palabras que el Capitán Bob Loft pronunció al acercarse al Aeropuerto Internacional de Miami, una noche despejada de diciembre con 10 miembros de la tripulación y 162 pasajeros a bordo. Con 30,000 horas de experiencia de vuelo, Bob piloteó su valiosa nave Lockheed L-1011 (Eastern 401) directo a los pantanos de la Florida en 1972. Pilotos consideran que este CFIT o este tipo de Vuelos Controlados Hacia la Tierra es la causa principal de accidentes aéreos que ha ocasionado más de 9,000 muertes en la historia de la aviación.

Cuando deseas algo, ya sea aterrizar un jet de pasajeros de manera segura o pedirle a tu jefe un aumento de sueldo, es importante poner atención a tu entorno. Esto se conoce como conciencia situacional. Te ayuda a conseguir lo que quieres, y sirve practicarlo. La práctica te ayudará a detectar el peligro cuando existe y disminuye sus efectos cuando todavía no existe una amenaza.

Una mejor conciencia situacional pudo haberle salvado la vida de la tripulación y de los pasajeros del vuelo Eastern 401. El Piloto y el Primer Oficial se enfrascaron en resolver un acertijo tentador y perdieron su objetivo principal — volar el avión. ¿La distracción? Un foco indicador del tren de aterrizaje que no se encendió como se esperaba.

Dado a que el capitán no delegó funciones, todos en la cabina se involucraron en resolver este problemita y volar el avión pasó a segundo término. En medio de todo este asunto, el Primer Oficial Albert Stockstill notó un incremento en la velocidad aérea y asumió que se debía a la aceleración del nivel de vuelo, pero debió haberlo revisado para ver si el avión aceleraba durante su descenso. Como resultado de ello, dejó de acelerar con lo que cometió uno de varios errores mortales en los que también participó la tripulación de la cabina.

Pedirle a tu jefe un aumento de sueldo parece algo inofensivo en comparación con pilotear un jet de pasajeros, sin embargo representa un peligro potencial para tu carrera. ¿Qué tan atinado eres para encontrar el momento adecuado? ¿Quiénes toman realmente las decisiones? ¿Qué piensa tu jefe y cómo es el proceso de toma de decisiones? ¿Cómo están las finanzas de la empresa? ¿Qué piensa tu jefe de tu desempeño? ¿Qué significa la postura y el tono de voz de tu jefe? Pide un aumento en el momento y el lugar equivocado y es como estrellar un avión en un terreno, la diferencia es que lo que aquí está en riesgo es tu trabajo.

Desarrolla y lleva a la práctica tu conciencia situacional al hacer preguntas. ¿Viste las preguntas anteriores? Te haces las preguntas cuando puedes saber las respuestas si observas y preguntas cuando no puedes encontrar tú mismo las respuestas.

Détente un poco y comprende que el primer paso que debes dar es creer que tu conciencia no está completa, que lo que no sabes es importante. Después empezarás a hacer más preguntas, escuchar más y poner mucha atención a los cambios en el contexto. Conforme recabas más información, hallarás algunas situaciones claras donde la información adicional te llevará a tomar mejores decisiones y tener resultados más exitosos. Sin embargo, mucha información no siempre te dará las respuestas obvias.

Afortunadamente, cuando pones atención a tus alrededores, a menudo tu cuerpo y tu subconsciente sabrán cosas que no podrás expresar en palabras. Confía en tus instintos – escuchar lo que te dice tu intención es una parte importante para desarrollar una conciencia situacional.

Una conciencia situacional requiere práctica para que no interfiera en tus actividades o en tu desempeño. Mientras no se convierta en un asunto secundario, será algo incómodo y se entrometerá en tu camino. La práctica consiste en terminar tu día con una sensación de relajamiento pero con conciencia y solo te pondrás alerta cuando percibas amenazas.

A final de cuentas, la conciencia situacional no solo es para que tu jefe te suba el sueldo. Es un ingrediente crítico para trabajar inteligentemente y desarrollar un buen juicio. Sin esto, siempre serás alguien que necesita que lo cuiden. Con esto, serás la mano derecha de tu jefe y obtendrás muchos ascensos.

De hecho, el autor Mike Spick afirmó en su libro sobre combates aéreos que una buena conciencia situacional es “el factor del acierto.” Él concluyó que los aciertos más provechosos durante la l y la 11 Guerra Mundial consistieron en evitar momentos de confusión, eliminando a los rezagados. Tuvieron éxito mediante la conciencia de sus propias limitaciones y evitando situaciones con las cuales no podían lidiar– esencialmente desarrollaron una buena conciencia situacional.

Cómo desarrollar una mejor conciencia situacional (desarrollada por militares y aviadores):

1. Compara las tareas de los miembros de tu grupo – conoce el trabajo que realizan tus compañeros
2. Descubre la mentalidad y las motivaciones de los miembros de tu grupo
3. Usa listas para ordenar tus tareas y mantenlas actualizadas
4. Obtén las bitácoras de las reuniones internas a las que no puedas asistir
5. Lleva un registro de las actividades de tu grupo
6. Monitorea el tráfico de la comunicación pública
7. Oye la información que no sea directamente relevante para tu grupo
8. Habla con otros grupos pequeños y compara tu información
9. Desarrolla una comunicación sólida con tu jefe y con otros de tus superiores
10. Consigue reportes de los cambios de horario
11. Desarrolla habilidades técnicas
12. No te le desprendas a un miembro veterano de tu grupo cuando seas el empleado nuevo
13. Aprende la misión, las funciones, y la complejidad de los grupos que son superiores al tuyo
14. Entrégalo a tu jefe informes de tu progreso con más frecuencia
15. Comparte experiencias e información
16. Si eres un líder, evita las tareas técnicas
17. Asegúrate que los líderes de grupo participen en discusiones/eventos
18. Revisa la información con tu grupo
19. Comunícale a los demás información relevante
20. Coordina actividades con otros grupos pequeños

Pon atención en las señales que te indiquen que estás perdiendo tu conciencia situacional:

1. Información de dos o más fuentes no coincide
2. Fijación en una cosa al grado que excluyes todo lo demás
3. Confusión o asombro y posiblemente ansiedad en torno a una situación
4. No ver a tu alrededor – todo mundo agacha la cabeza
5. No cumplir con las metas de un plan
6. No poder acatar los procedimientos estándares de operación
7. No poder cumplir las expectativas ni superar limitaciones
8. No poder resolver discrepancias
9. Existen conflictos personales no resueltos
10. La comunicación es parcial y no efectiva con enunciados vagos o incompletos

Esto es lo que acaba con la conciencia situacional:

1. Saturación de tareas – cuando no tienes un plan o no estás preparado, las pequeñas sorpresas pueden abrumarte rápidamente
2. Estrés físico – el hambre, el clima, el ruido, la fatiga, y la falta de resistencia física
3. Estrés mental – la carga de trabajo, la muerte de un allegado, un divorcio, la degradación y factores económicos
4. Rebeldía – cuando no te gusta que te digan lo que debes hacer y no sigues las reglas y los procedimientos diseñados para protegerte
5. Ser impulsivo – cuando enfrentas una decisión, la necesidad de hacer algo, lo que sea, de manera inmediata
6. Invulnerabilidad – pensar que “eso no me sucederá a mí.”
7. Machismo – sentir la necesidad de demostrar que eres mejor que los demás
8. Resignación – sentir que todo está fuera de tus manos y que el resultado dependerá de la suerte

Esto es lo que sucede cuando tienes estrés (debido a imprevistos, una mala planeación o falta de preparación lo cual provoca exigencias para que rebases tus habilidades):

1. Omisión — dejas pasar las cosas al no responder ante señales importantes
2. Error — te equivocas
3. Evasión — te brindas las cosas con las cuales no puedes lidiar
4. Aproximación — aceptas niveles más bajos de desempeño
5. Fijación — te concentras en una cosa e ignoras otra
6. Regresión — retomas un procedimiento o una acción anterior
7. Temblores — tiemblas porque estás más tenso
8. Escapas — te rindes, entras en pánico o de plano te congelas

En caso de emergencia, recuerda esto:

1. Mantén la calma — piensa por un momento, evalúa las alternativas y elige una
2. Recuerda que el miedo y el pánico son sus peores enemigos
3. No dudes en declarar una emergencia
4. Permite que otras personas conozca tu situación
5. No postergues las cosas hasta que sea demasiado tarde
6. Muévete, toma el aire fresco, estira sus brazos y tus piernas
7. Si cometes un error que pudiste rectificar olvídate de ello y concéntrate en lo que viene
8. Concéntrate en la situación, no en la emoción
9. Siempre ten un “plan” y un “plan de respaldo” y mantente “fuera”

Por último, le agradezco a Verne Harnish por recordarnos la filosofía de Amundsen:

No tienes que esperar hasta que haya una tormenta inesperada para que comprendas que necesitas ser más fuerte y resistente. No tienes que esperar hasta que sufras un naufragio para que entiendas que puedes comer delfín crudo. No tienes que esperar a viajar por la Antártida para convertirte en un estupendo esquiador y entrenador de perros. Prepárate intensamente, todo el tiempo, para que cuando las condiciones te sean adversas, tengas fuerza para salir adelante (conocimiento). Al igual, prepárate para cuando las condiciones vuelvan a ser favorables y puedas actuar con fortaleza.

< anterior  trabajar con inteligencia  siguiente >

0 comments…

Leave a Comment

*

Follow latpro on Twitter visit our facebook page subscribe with RSS
WORK SMART - How to Land a Job at a Great Company and Get Promoted

Share this post and get a full copy of WORK SMART, free!

This is just a sample of what's in WORK SMART.

Share this post using one of the links below and you'll get a download link for the full book in PDF format.


Author Bio

avatar

Eric Shannon launched the first job board for bilinguals who speak English/Spanish in 1997 at LatPro.com. He still serves as CEO of LatPro Inc. and lives in Boulder, CO with his wife and two girls. Read more about Eric and LatPro here.

Recent Comments